Te deseo una navidad llena de paz…financiera.

Te deseo una navidad llena de paz…financiera.
Esta época del año es maravillosa, todas tenemos ganas de compartir, de dar, de ser buena onda con los demás. De comprar… de cocinar.
 
Deseamos los mejores deseos para nosotras y para los demás, esperamos que el siguiente año venga con muchas bendiciones para nuestros seres queridos.
 
Y qué mejor manera de tener paz que estando tranquilas económicamente.
 
Dicen por ahí que el dinero no da la felicidad, pero, si me preguntas, yo digo que cómo ayuda a sentirse feliz.
 
Esta época también es un torbellino de actividades, compras y cocinada.  Cosa que a muchas de nosotras nos estresa mucho. Lo que debería de ser unas vacaciones de lo mejor, se vuelven vacaciones del infierno. ¿A poco no?
 
Trabajamos más que cuando trabajamos el resto del año.  Buscando soluciones a estos días de locura encontré que la organización personal es un buen refugio para ordenar nuestro tiempo, dinero y esfuerzos de la temporada y que logremos que de verdad tengamos una feliz navidad y un próspero año nuevo.
 
Para ello, creé un Planeador navideño que a mí me sirve para ordenar las miles de cosas que hay que ir haciendo y para no salirme de mi presupuesto navideño. De esta forma, estaré menos estresada y no me afectará la cuesta de enero.
 
Te lo comparto esperando que también te pueda servir a ordenar todo lo que hay que hacer y para que no pierdas de vista tu dinero.  Esta época es la que más hoyos hace a la cartera. No dejes que eso te pase.

Este planificador es GRATIS si asistes a la MASTERCLASS del 13 de diciembre de 2022 a las 18:00 hrs  (CDMX)
 
Descarga tu Planeador Navideño aquí.  Y si ves que te sirve te pido que honres nuestra labor e invites a las personas a que lo descarguen y compren desde aquí.  Estos recursos nos permiten seguir creando contenido sin publicidades.
 
¿Quieres saber la mejor parte?
Que, si ordenamos nuestro dinero en estas épocas, empezaremos con el pie derecho el 2023.  Además de que tendremos un estimado de cuánto dinero gastamos este año y podremos ir separando dinerito mensualmente para las fiestas del siguiente año.  También tendremos nuestro tiempo ordenado y reduciremos considerablemente los estreses propios de estas fechas.
 
 
¿Has pensado que cuidar tu dinero es bueno también para los tuyos?
¿Lo has platicado con tu familia?  Súmate a nuestro grupo de Facebook y aprende a usar mejor tu dinero.
 
 
No dejes de compartirlo y comentarme si te sirvió. 
¿Nos tomamos un café y platicamos de dinero? Contáctame
 

Beneficios de hacer coaching financiero.

Beneficios de hacer coaching financiero.
Podría decirse que el coaching es uno de los pocos espacios que, sin ser terapéuticos, pueden cambiar tu vida para bien. Y ni qué decir del coaching financiero.

Llegó conmigo una persona que al mismo tiempo que tenía deudas que crecían cada mes, estaba en busca de trabajo pues había tenido una empresa y no había funcionado bien.  
Afortunadamente, decidió buscar ayuda psicológica y aparte hacer un proceso de coaching financiero para que cuando regresara el flujo de dinero pudiera tomar mejores decisiones sobre cómo usarlo.  Y además, aprender a usarlo de maneras más inteligentes.  

En nuestros espacios de coaching, tanto individuales como grupales, puedo escuchar historias sobre cómo las conversaciones, tácticas y estrategias ayudan a las personas a transformarse de maneras grandes y pequeñas todo el tiempo.

Se ha demostrado que el coaching en general tiene un impacto poderoso y positivo en la confianza en uno mismo, el bienestar y el rendimiento personal y laboral. Cuanto más el coaching financiero, que provee de una claridad tremenda sobre nuestras prioridades, metas financieras y el uso del dinero.  
 
Cuando una persona recibe coaching financiero, todo su entorno se beneficia también. La nueva identidad financiera que adquiere la persona permea a su círculo cercano y la forma en la que empieza a usar su dinero y a ver resultados invita a otras personas a trabajar en sus finanzas personales también.
 
 
Los beneficios del coaching

Siempre he sostenido que la conversación es lo que sana. Las preguntas que tiene el coach y tus respuestas o tus búsquedas y poderte oír decirlas en voz alta tiene un poder inmenso.  

En general el coaching es una intervención de bienestar altamente personalizada e individualizada. Incluso si formas parte de un grupo de coaching grupal, el proceso es sumamente personal. Y los resultados se notan de maneras casi inmediatas pues hay mucho valor en lo que cada persona integra a su experiencia personal. 

Una relación con un coach es diferente a cualquier otra relación personal o profesional. Un coach, a través de su entrenamiento y experiencia, ve al coachee de manera integral y lo alienta a llevar todo su ser a las sesiones de coaching.

Y el dinero es la manera más fácil para entrar en el maravilloso mundo de la mente humana.


7 beneficios del coaching financiero

El coaching financiero experto puede tener un profundo impacto en las personas en su vida personal y profesional.  Dado que el dinero está tejido en todos los aspectos de nuestra vida. Tener paz financiera aporta beneficios en todos los ambitos de la vida.

Algunos beneficios pueden ser inmediatos y otros irse adoptando de manera gradual con el cambio de hábitos, lo cierto es que continúan pagando dividendos a lo largo de los años, de un rol a otro, a lo largo de una carrera y toda la vida. 

No muchos aprendizajes se vuelven tan orgánicos como la educación financiera y el uso del dinero.  Y por supuesto nunca pierden vigencia.

Una forma crucial en que el coaching ayuda a las personas es ayudándoles a verse a sí mismos con mayor claridad. Un coach proporciona espacio y estructura para la reflexión que es necesaria para el aprendizaje y el crecimiento. Le ayudan a comprender cuáles son sus valores y dónde sus acciones divergen de sus valores u objetivos establecidos.

Un buen coach debe poder ayudarte a reconectarte con lo que amas de tu vida y tu trabajo. Un buen coach financiero te ayuda a conectar eso que amas con los recursos necesarios para lograrlo.
Además, en mi caso particular, soy un coach con un corazón enorme. Con un cariño grande por la persona y por el crecimiento personal.   Propio y el de toda persona que entra en contacto conmigo. 

Los procesos son amorosamente efectivos y eficaces.
Esto debido a que es un espacio de cocreación en la que yo propongo pero la otra persona (o grupo) integra y recrea conmigo el espacio.  Es un espacio colaborativo, innovador y eficaz. No siempre cómodo, pero si efectivo.

1. Autoconciencia
Desarrollamos juntos un nuevo nivel de observación personal y de introspección realmente profunda.  Siguiendo al dinero podemos ver si nuestras acciones se alinean o no a lo que decimos que es importante para nosotros.  Además, logramos constuir una visión más profunda y concreta de crecimiento futuro con sueños, metas, objetivos y acciones para llegar.

2. Resiliencia y vulnerabilidad
Descubrimos con amor y contención que se puede ser vulnerable y frágil respecto al dinero.  Que podemos sentirnos cómodamente inseguros e incómodos.  Aprovechamos para trabajar con técnicas para la ansiedad y el estrés. Y con eso permitir que nos podamos adaptar con mayor facilidad a los nuevos hábitos y cambios de nuestra vida financiera.

3. Colaboración
Nada como trabajar juntos por el mismo objetivo. Lo que quieres crear para tu vida haciendo que la atención permita el crecimiento de esos objetivos y metas financieras. Eso crea mayor confianza en las decisiones financieras que se están tomando para esta etapa de la vida y para las futuras.

4. Autoeficacia
Crear estrategias personales para alcanzar metas financieras y luego celebrar esos éxitos juntos es una gran manera de amplificar la confianza personal.  Además de la corresponsabilidad que juntos nos imponemos.

5. Comunicación
La conversación es lo que sana, reitero.  Además poder nombrar las emociones en relación al dinero, los conceptos para entender el mundo tan financiero en el que vivimos y las acciones concretas a realizar siempre tiene enormes beneficios. Reduce el estrés de la incertidumbre y la duda con respecto al mejor uso de nuestro dinero

6. Conciliación de nuestra relación con el dinero
Constantemente observo una interesante relación de amor-odio con el dinero y es algo interesante pues esa dicotomía no es muy funcional para el mejor uso del dinero. Poder conciliar (amigarnos) con esa parte nos permite fluir de una emoción a otra sin perder claridad de nuestras metas financieras y gozar el proceso.

7. Aumento de la salud mental
Dentro de los primeros tres meses es considerable el aumento de bienestar y claridad financiera con la que trabajamos.  Mucho influye la situación financiera personal con nuestro estado de salud mental. Sobre todo si el tema principal del trabajo de coaching es para salir de deudas.  Siendo las deudas uno de los aspectos que influyen para crear estados depresivos.

Conclusión
Sería bueno si hubiera una solución de la noche a la mañana para el crecimiento personal y financiero. Lo malo es que no lo hay y aunque el coaching abre la puerta a una vida mejor, no es mágico.  

El coaching no es una solución secreta. Tiene una metodología y es una herramienta increíble y poderosa que ayuda a crear una vida financiera más feliz y en paz. Puede ayudarte en tus objetivos de desarrollo personal, financieros y de vida.  Los beneficios del coaching son profundos tanto personal como profesionalmente, tanto para individuos como para equipos. 


¿Quieres unirte a nuestro círculo cercano epistolar?  Recibe un correo diario con ideas, estrategias, reflexiones sobre cómo estar mejor con tu dinero.  Suscríbete aquí

10 Mitos sobre la deuda que ya hay que desmitificar.

10 Mitos sobre la deuda que ya hay que desmitificar.
Hay una corriente de pensamiento que invita a las personas a no endeudarse en lo más mínimo.
 
Cuando el crédito es un instrumento financiero que puede catapultar crecimiento y bienestar de muchas maneras.
 
Hay mitos, conceptos erróneos y creencias limitantes que nos impiden endeudarnos y que si lo hacemos, sentimos que nos estamos yendo al infierno o que es una pésima decisión financiera.
 
Muchas personas odian estar endeudadas, algunas más si lo están, pero viviendo con terrible culpa por hacerlo.
 
La deuda no es mala, siempre y cuando permanezca dentro de los límites saludables y tengamos claridad de cómo nos está impulsando.
 
Si nos está anclando, tal vez es momento de revisar.
Si es así, la verdad es que tener deudas se vuelve super frustrante y puede quitarte el sueño. Pasas todo tu tiempo preocupándote por cómo vas a pagar tu deuda e incluso luchas para que funcione. 
 
Cierto es que la sociedad ha contribuido con una gran parte de cómo es nuestra relación con la deuda. La deuda no es en absoluto tan mala y es útil cuando necesita mantenerse a flote cuando el dinero es escaso. 
 
En los poco más de 10 años que llevo trabajando en temas de educación y financiera además de hacer coaching, he escuchado algunas creencias muy limitantes sobre la deuda a las que la mayoría de la gente todavía se aferra sin saberlo. Algunos de estos mitos de la deuda nos han sido impuestos por familiares y amigos y sus opiniones sobre la deuda se han sentado con nosotros durante más tiempo y han tenido un gran impacto en nuestra relación general con el dinero. 
 
Aquí te platico 10 mitos principales de la deuda que podríamos repensar y modificarlos por ideas más positivas sobre la deuda y sobre el dinero en general. 
 
1. Cuando estás casado, te vuelves responsable de la deuda de tu pareja.
 Muchas parejas casadas, especialmente los recién casados, caen en este mito de la deuda. 
Pero eso es justo lo que es: un mito. 
Tú no es responsable de pagar ninguna deuda existente que su pareja tenga antes de casarte. Ahora… si te casas por sociedad conyugal, entonces adquieres todos los beneficios y las obligaciones de tu pareja y viceversa.
 
Sin embargo, en el caso de que fuera por bienes separados, cada quien mantiene su autonomía financiera y, por tanto, sus obligaciones financieras de forma separada.
 
Otra razón por la cual tendrías que hacerte cargo de una deuda sería que ambos solicitaran y firmaran un crédito coacredito. Esto puede pasar con los crédito hipotecarios. Y estos tienen un seguro que aplica si alguno de los dos acreditados fallece.  Eso permite que la deuda se liquide.
 
2. Irás a la cárcel si no pagas tu deuda 
¿Estás evitando la deuda porque no quiere arriesgarse a ir a la cárcel por incumplimiento? Depende el tipo de deuda serán las consecuencias que tengas que asumir. En algunos casos, si no pagas, tu historial crediticio se verá dañado. En otros, si tendrás que regresar el bien que has comprando. Como un auto, bienes de consumo duradero o una casa.   Pero a nadie le sirve que estés en la cárcel. Lo que le interesa a tu acreedor es que pagues.
 
Eso si… mucho ojo con acreedores que no estén regulados.  Puede ser un terreno peligroso.
 
3. Los activos de tu vida son buenas inversiones para usarse como garantía de una deuda.
 Usar tus bienes, casa, coche u otro para usarlo como garantía de otro crédito NO es la mejor idea.
Y es común poner un inmueble para obtener liquidez. Personalmente considero que puede ser un error.  Y si ese fuera el caso debería ser el último recurso que utilizar.  Hay muchas opciones disponibles y puedes buscar apoyo de un asesor financiero sobre la mejor manera de abordar esta situación. Recuerda, trabajaste tan duro para ganar las cosas que tienes y será una idea terrible simplemente ceder y "tirarlas" así. Te repito, en el mejor de los casos, este debería ser su último recurso. 
 
4. Estás endeudado porque eres estúpido e irresponsable.
Creo que este es el peor de todos los mitos, pero, tristemente, el más común.  Ya deberíamos prohibir su uso. Debería estar prohibido pensar así. Ha hecho que muchas personas caminen con esta culpa y vergüenza de que son financieramente irresponsables y de que no saben cómo administrar sus finanzas. Si eres víctima de esto, deja de golpearte a ti mismo. Cuando sacas una deuda para iniciar un negocio o ayudarte a ti mismo en una emergencia de la vida, no significa que seas estúpido e irresponsable. 
 
Peeeero, si sacas una deuda para desperdiciarla, entonces necesita tomar mejores decisiones financieras.  Nada más.
 

5. La deuda es peligrosa: evítala o págala lo más rápido que puedas.
 Mucha gente lleva este pensamiento de que la deuda es mala y por eso la evitan a toda costa. Creemos que tener deuda significa cavar nuestras propias trampas financieras y el inminente desastre financiero. Este mito es solo una verdad a medias. Tener una deuda también puede funcionar. Digamos que estás sacando un préstamo para, finalmente, comprar la casa de tus sueños. Esto es genial. 
 
Lo que hace que la deuda sea peligrosa son las altas tasas de interés y los beneficios fiscales negativos asociados a ellas, por ejemplo, cuando maximiza su tarjeta de crédito. 
 
Y lo que la hace mortal es que no entiendas lo que estás haciendo con ese producto financiero, cómo lo tienes que pagar y cuánto te está costando pedir ese dinero prestado.
 

6. Si alguien abandona el país, sus deudas desaparecerán automáticamente.
 Escucho a muchos graduados que quieren seguir estudios superiores en el extranjero hablar sobre lo fácil que va a ser para ellos no tener que pagar sus préstamos estudiantiles desde el extranjero. Si también crees que tus deudas desaparecerán automáticamente cuando te mudes al extranjero, debes saber que este mito de la deuda es medio cierto. En el caso de que la compañía / institución financiera de la que obtuviste un préstamo tenga sucursales en el extranjero, te rastrearán y se asegurarán de que lo pagues.
 

7. Si presto dinero a un amigo o familiar, lo ayudaré 
Cuando su amigo o familiar está pasando por una crisis financiera, es bueno ayudarlos y aportar nuestro dinero como podamos. Sin embargo, hazlo por la bondad de tu corazón y limita tu expectativa de que te paguen. Es super común escuchar a la gente hablar sobre cómo su amistad con la persona X llegó a un final abrupto cuando les prestaron dinero. Es que la persona los evitó una vez que no pudo pagar o siguió regresando por más, mostrando una falta total o un límite en torno a sus finanzas. 
 
Si crees que estás ayudando a tus amigos de la familia dándoles préstamos, en realidad les estás haciendo un flaco favor a ellos y a ti mismo. 
 
8. Los acreedores siempre pueden demandarlo por deudas 
Si no pagas, tus acreedores tendrían que llevarte a la corte y demandarte para recuperar su dinero. Tienen derecho a tener su dinero y el sistema de justicia se lo otorga. Pero, para que esto suceda así deberán seguir los pasos.  Y eso resulta complicado para las instituciones financieras. De ahí que surga la figura de “Despacho de Cobranza” y normalmente hace una cobranza extrajudicial.  Recuerda que si el crédito es para algún bien que haya quedado en garantía, aumenta la probabilidad de que seas requerido por un juez para pagar.  Pero en ningún caso implica carcel.  A menos que se compruebe que es fraude.  El fraude si es un delito. 
 
9. La firma conjunta de una deuda significa una responsabilidad de 50-50 
Cuando firmas como coacreditado, aval u obligado solidario significa que aceptas la responsabilidad de tomar esta deuda conjuntamente con otra persona. Y la responsabilidad es del 100% en ambos casos.  Si alguien la otra persona fallece, desaparece o declara bancarrota, entonces el coacreditado deberá pagar el total de la deuda. No solamente su parte. Aunque parezca obvio,  muchas personas todavía lo cree así. 
 
10. La deuda mata a las empresas jóvenes 
Este es un mito de la deuda que ha impedido a muchos jóvenes empresarios iniciar negocios exitosos y vivir sus sueños. La gente a menudo descarta la idea de tener que pedir préstamos o pedir prestado a familiares o amigos para iniciar sus negocios. Y el crédito si puede catapultar un negocio de maneras interesantes.
 
Ahora, es importante estar en condiciones para aguantar el impulso de esa deuda y tener capacidad de pago.   Por que si no, solo estaría metiendo los dedos en la puerta y cerrándola con toda fuerza.
 
BONO:
11. Si me muero mis deudas desaparecen.
Lo mismo que hablamos antes… si alguien es coacreditado contigo, esa persona deberá asumir la responsabilidad de pagar lo que debes.  Así que si quieres paz, ten tus finanzas en orden y no le dejes ese tipo de regalitos a las personas que quieres.
  
Conclusión
Tener deudas neuna sentencia dmuerte financiera. Npermitas que estos y otros mitos te impidan vivir una vida financieramente libre destrés.  Aun teniendo deudas.
 
Necesitas aprender y desaprender algunas destas creencias limitantes que nos impiden tener una relación saludable con las deudas y con el dinero en general. 
Ntienes que pasar eresto dtus días preocupándote por las deudas. 
 
Deja ir los mitos, amplia tu educación financiera, pide ayuda de un coach o asesor financiero y eso te dará la posibilidad de tener más confianza, tomar mejores desiciones financiera y, en última instancia plantear y alcanzar tus metas financieras de manera contundente.

¿Quieres unirte a nuestro círculo cercano epistolar?  Recibe un correo diario con ideas, estrategias, reflexiones sobre cómo estar mejor con tu dinero.  Suscríbete aquí
 

Pagan poco, cobran mucho.

Pagan poco, cobran mucho.
La diferencia de tasas cobradas a deudores y pagadas a ahorradores es abismal. Podemos decidir no usar los servicios financieros, pero te invito a conocer mejor las reglas y aprender a usar el crédito de maneras más inteligentes.

Read more...

¿Vale la pena tener una hipoteca?

¿Vale la pena tener una hipoteca?
Cuando solicitas un crédito hipotecario para la compra de una casa o un departamento el mismo inmueble es el que queda como garantía de pago. Primero es importante saber la diferencia entre hipoteca y crédito hipotecario. Conocer bien a qué te comprometes es primordial.
Read more...
 
Read Older Updates